sexta-feira, 6 de agosto de 2010

él


 



































Era perfectamente natural que te acordaras de él a la hora de las nostalgias, cuando uno se deja corromper por esas ausencias que llamamos recuerdos y hay que remendar con palabras y con imágenes tanto hueco insaciable.














Julio Cortázar, “Final del juego"




















Sem comentários:

Publicar um comentário